sábado, 17 de agosto de 2013

Ser feliz


Ser feliz

Ser feliz con lo que somos
y con lo que tenemos sin
que se apague el anhelo de
crecer. Felicidad es valorar lo que
está frente a nosotros 
llenándonos de amor y 
energía positiva. 

Corremos por la vida deseando
y anhelando cualquier cosa
para terminar justo donde 
acabamos de empezar, sin nada
que nos satisfaga, sin nada
que valga la pena. 

Mejor es apreciar
lo que tenemos 
y agradecer lo que se nos 
puede proveer y dar. 

Los propósitos de la vida 
son hermosos y muchas
veces nos sentimos insatisfechos
sin detenernos a ver que lo que
habíamos deseado está ya en 
nuestra vida, solo debemos abrir
nuestro corazón y amar. Qué más 
podemos pedir sino lo que hace
grande nuestro existir. 

Tomemos en cuenta que lo único 
que cuenta no es pasajero, 
ni fantasioso, es lo bello 
del amor divino, que nos llena
de pequeños grandes milagros
que pasan frente a nuestros ojos
sin que los reconozcamos. 

Tenemos todo, todo para ser felices
qué más podemos pedir. Elevémonos
por encima de lo superficial y
centrémonos en la verdadera felicidad
del amor de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario