sábado, 21 de junio de 2014

Muero de encanto

                                                                                                  
Muero de encanto
no pude conciliar el
sueño, en una mezcla
de agradecimiento y
quebranto.

Mi  terca insistencia  de
perderme en este mundo
y su locura, cuando la
única cordura eres tú.

Veo que somos lágrimas
de un mismo llanto que
brotan de encanto no,
no hay diferencia, eres
de mi ser la esencia.

Muero de encanto
agradecida por los
destellos de divinidad
que llegan a mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario