domingo, 10 de agosto de 2014

Mujer de agua y espuma

                                       
De agua y espuma
se formó una mujer
debajo de la Luna.

Blanca, con rostro
hermoso camina
entre la gente
sabiendo y sintiendo
que es diferente.

Ojos profundos con pasión
de lava, de este mundo
ella no es esclava.

Su mansedumbre habitual
es un derroche de suavidad
que refleja el agua clara
y santa de su manantial.

Sus largos cabellos son
los destellos de la dulzura
porque, Dios quiso que fuera
pura, sin apego, sin atadura.

Deambula en el mundo
sin ser su presencia
reconocida pues se necesita
un corazón con inocencia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario