sábado, 5 de diciembre de 2015

Te quejas



Te quejas
calentando a otros
las orejas, porque
a ti te pasa, te duele,
la vida te ultraja.

Te quejas
del maltrato con tilde
de ingrato, que ahora recibes.

Te quejas
con un cúmulo de
lamentos de las cosas
que no te dan, que
necesitas, pero es más
lo que criticas.

Te quejas
mil cosas carentes,
demostraciones cariñosas
ausentes.

Te quejas
pero, ya te pusiste a pensar,
qué fue lo que diste, para
que por esto tengas que
pasar.

Te quejas
de cómo te trata la vida, pero
cómo la trataste tú a ella, qué
fue lo que cultivaste, que ahora
estás cosechando con las pocas
cosas que te están dando.

Pero, te sigues quejando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario