martes, 20 de agosto de 2013

Resucitaste en mí


Hoy descubrí lo bueno que es
pensar en ti.

Te encontré en un rincón de mi
corazón.

Perecía que resucitabas mientras
en mi pensamiento te recordaba.

Abracé tu sentimiento, te sentía
tan contenta.

Con una sonrisa me sumergí en el
tibio refugio de tu amor.

Luego comprendí que me diste mucho
de ti que aun sigue en mí.

Me acerqué dulcemente
dejé para después a la demás gente.

Sentí lo importante que todavía eres para mí,
que bueno es pensar en ti.

Dedicado a todos las amigas y amigos  que
aunque pase el tiempo nunca son olvidados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario