lunes, 2 de septiembre de 2013

Te entrego


Te entrego los días soleados
para que no olvides que con
cada rayo de Sol, estoy a tu lado.

Te entrego las cosas buenas y lo
que tú llamas daños, para que sepas
que puedes apoyarte en mis manos.

Te entrego los atardeceres con cielos
anaranjados para que no olvides
que tú eres mi hijo amado.

Te entrego el inmenso mar salado
para que todo el tiempo te sientas
por mí, escuchado.

Te entrego los majestuosos volcanes
para que sepas que mi amor no se
restringe ni se extingue.

Te entrego todo de mí, porque espero
lo mejor de ti.



No hay comentarios:

Publicar un comentario