domingo, 8 de septiembre de 2013

Un día para amar


Todos los días son buenos para amar
imagina lo bello que sería, si todos
tuviéramos ese propósito en la vida.

Todos los días nos podríamos vestir
del amor y dar, nuestra mejor sonrisa
hacer un buen favor, reconocer
y agradecer a los demás.

Todos los días podríamos ver todo lo bueno
sin protestar de lo negativo y sin confundir
las intenciones de otros.

Todos los días son maravillosos para el amor
porque Dios está presente en cada segundo
del día.

Todos los días son grandes alegrías desde el
hechos de abrir los ojos, ya tenemos un excusa
para sentirnos amados.

Todos los días podemos compartir con alguien
necesitado, todos los días son una oportunidad
para amar.

Todos los días son los mejores días para amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario